foto_consulta consulta 
 

En la primera consulta, de unas 2 horas de duración, una amplia batería de preguntas permitirá valorar la fisiología particular, estado nutricional y estilo de vida del paciente.  

En función del perfil resultante, se diseña un programa personalizado que incluirá cambios en la alimentación, suplementos específicos y modificaciones en el estilo de vida, que permitan al organismo sanar, y si es necesario, se recomendarán pruebas adicionales.

En la segunda visita, se comienza con el entrenamiento sofrológico y las sesiones de neuroestimulación semanales, que ayudarán a acelerar la recuperación del equilibrio del cuerpo. 

A partir de la cuarta sesión, se empiezan a notar los primeros cambios y cómo el cuerpo responde al tratamiento, que dependiendo de su complejidad, suele precisar de 3 a 6 meses.


En las consultas de seguimiento, dos veces al año, se evalúa el progreso y se hacen los ajustes necesarios.