foto_nutricion_menopausia menopausia 
 

Actualmente la esperanza de vida ha aumentado de modo que vamos a vivir muchos años después de la llegada de la temida menopausia. El resultado es que debemos adaptarnos a los cambios de manera que nuestra calidad de vida no se vea afectada. 

Según un estudio las mujeres con un historial de depresión constante corren mayor peligro de sufrir menopausia precoz, así como enfermedades propias de la edad avanzada, como la osteoporosis. 

Es posible reducir los síntomas molestos y además prevenir la osteoporosis de forma natural, recuperando el equilibrio hormonal, para ello hay que replantearse una alimentación correcta, un estilo de vida relajado y una suplementación individualizada. 

Antienvejecimiento

En cuanto al envejecimiento, todos aspiramos a vivir con plenas facultades físicas y mentales el mayor tiempo posible, para ello debemos ejercitar tanto el cuerpo como la mente. Actualmente se sabe que el cerebro puede regenerar neuronas a cualquier edad, siempre que las estructuras con esta potencialidad no resulten dañadas por el estrés.

Las necesidades nutricionales varían con la edad, actividad, ingesta de medicación y hábitos por lo que debemos adecuar nuestra alimentación y suplementación a los cambios vitales para evitar el aumento de peso y las enfermedades degenerativas que están relacionadas estrechamente con el estilo de vida.