Edulcorantes: ¿"light" o "heavy"?
Jueves, 04 de Agosto de 2011 17:24

Un edulcorante es un aditivo que se utiliza para dar un sabor dulce a otro alimento. El témino "light" o "ligero" alude a que contiene un valor energético menor que el azúcar o la fructosa, es decir, en teoría, aporta menos calorías y por tanto, engorda menos.

Esa es la teoría, porque la realidad es bien distinta: los edulcorantes considerados no calóricos, como el aspartamo, sacarina y acesulfamo k, engañan al cuerpo, que al detectar el sabor dulce descarga insulina para trasportar esta energía en forma de glucosa a las células; al no producirse ese aumento del azúcar esperado, la insulina detrae una parte del azúcar de la sangre lo cual baja el nivel de glucosa sanguínea producíéndose un "ataque de hambre" que lleva a buscar de nuevo productos azucarados para recuperar el nivel adecuado. En consecuencia, con su uso no sólo no se consigue adelgazar, sino al contrario, instaurar un comportamiento compulsivo de adicción a este tipo de comidas y refrescos dulces llamados comida basura.

Por otra parte, el uso del aspartamo tiene efectos tan nocivos sobre la salud que, ya que las autoridades sanitarias no lo prohiben, deberíamos rastrear su uso en los miles de productos de todo tipo que lo emplean (helados, chicles, batidos y muchos de los productos en los que pone "sin azúcar") y evitar su uso, sobre todo en caso de los niños, para quienes la suma de los diferentes aditivos, colorantes, consevantes etc. que contiene su dieta habitual puede acentuar alteraciones de comportamiento como agresividad, déficit de atención e hiperactividad.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar